UGT y CCOO recurren las oposiciones docentes en Cantabria por no regirse por la nueva normativa de acceso y estabilización.

Ambos sindicatos critican que Educación convoque apresuradamente el proceso para eludir la aplicación de una norma prevista para abril


2
 de febrero de 2022

Las secretarias de Enseñanza de UGT y de CCOO en Cantabria, Cristina Otero y Conchi Sánchez, anunciaron hoy la presentación de dos recursos de reposición contra la convocatoria de las oposiciones docentes previstas en la región el próximo mes de junio porque no se rigen por la nueva normativa de acceso y estabilización acordada con el Gobierno español «lo que perjudica claramente a los opositores tanto por el acceso como por las plazas convocadas».
Según precisó la responsable regional de Enseñanza de UGT, los dos recursos se plantean contra tanto el proceso de oposiciones de maestros como para el destinado a los profesores de música y de enseñanzas escénicas, que «este año se ha convocan en enero cuando desde 2007 solían fecharse en marzo, abril o incluso el mes de mayo».
«Es evidente que la Consejería de Educación se ha dado prisa para convocar las oposiciones de este año para no tener que aplicar una nueva normativa prevista para el mes de abril que pretende reducir al 8% la alta interinidad de los docentes de Cantabria», agregó Otero.
Para la sindicalista, «este resquicio legal supone un claro perjuicio para los opositores en el acceso porque éste se regirá por las bases antiguas y será más dificultoso, con menos temas de elección y menor cómputo de la baremación de méritos; pero también les perjudicará porque implica menos plazas».
Tanto la secretaria de Enseñanza de UGT en Cantabria como su homóloga de CCOO aclararon que ambos sindicatos han convocado una concentración de protesta frente el Ministerio de Educación en Madrid el próximo 9 de febrero «porque lo que ha sucedido en Cantabria también se ha dado en muchas comunidades autónomas, muchas de ellas gobernadas por el PSOE, el mismo partido del Gobierno que ha suscrito la nueva normativa de acceso y estabilización».
Los dos sindicatos recordaron que la convocatoria de maestros de este año en Cantabria cuenta sólo con 43 plazas de concurso oposición y 130 de méritos, cuando debería incluir más de 700 para cumplir de manera progresiva los objetivos del acuerdo de estabilización para junio de 2024.
De todos modos, las dos sindicalistas precisaron que no es intención de UGT y de CCOO que se anulen las oposiciones sino «garantizar una seguridad jurídica a un proceso que podría ser recurrido por cualquier opositor y tumbarlo por completo».

Connivencia de los demás sindicatos
«Así no se reduce la temporalidad», aseguraron las responsables regionales de Enseñanza de ambos sindicatos, que criticaron que esta nueva convocatoria de oposiciones docentes en Cantabria no se ha negociado en la mesa sectorial y ha salido adelante porque la Consejería de Educación dice que cuenta con el apoyo de las demás organizaciones sindicales (STEC, ANPE y TU).
«Aunque la Consejería de Educación habla sospechosamente de sacar 1.400 plazas para 2023, que casualmente es año electoral, las plazas tienen que estar ajustadas antes de junio de 2022 y por ahora los números no nos cuadran como para lograr los objetivos de estabilización», concluyó Cristina Otero.