EL SECTOR DE ENSEÑANZA PÚBLICA DE UGT SOLICITA A LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN QUE ARTICULE UN PLAN DE SEGURIDAD SANITARIA PARA LA FUTURA VUELTA A LAS AULAS.

 

Desde UGT recordamos que hoy es el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo y a raíz de esta efeméride, el Sector de Enseñanza exige que se negocie con los delegados/as de Prevención de Riesgos Laborales, Comités de Salud Laboral y, donde no los haya, con las Organizaciones Sindicales representativas del ámbito, las medidas de prevención antes de la vuelta a la actividad presencial en los centros educativos.
Los niños y jóvenes son el grupo de edad que menos problemas de salud están teniendo como consecuencia del coronavirus. Sin embargo, el hecho de que, en general, no padezcan síntomas o que estos sean muy leves, no significa que no padezcan la enfermedad, y, lo que es más importante, que no sean capaces de contagiarla. En realidad, sí son capaces de ello, y de una forma más peligrosa que los adultos, ya que muchos de los que estén contagiados serán asintomáticos, es decir, que no presentan síntomas de la enfermedad, siendo por tanto más difíciles de controlar e impedir que sigan contagiando a personas sanas.

Esta circunstancia es muy importante tenerla en cuenta si se produjera una relajación del confinamiento y finalmente se decidiera la continuación del curso escolar, y de cara al comienzo del curso 2020/21, puesto que en función de la situación sanitaria, la reanudación de las clases podría suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores del sector.

Hay que tener en cuenta que la peculiaridad de la función docente -y de otros trabajos que se realizan en los centros escolares- hace que haya una gran cantidad de personas en espacios reducidos y con una gran interacción personal. Estas dos circunstancias llevan a que estos trabajadores deban ser considerados grupos de riesgo, pues su probabilidad de contagio es alta.

Por todo ello, desde UGT solicitamos que la reanudación de la actividad docente debe basarse en criterios exclusivamente de seguridad sanitaria. Urge que la Consejería de Educación en colaboración con la Consejería de Sanidad establezca un plan de medidas preventivas para la vuelta a las aulas.

Las medidas a tener en cuenta deben proteger a todos los trabajadores y muy especialmente a los trabajadores más sensibles, revisar el contenido de los currículos para reducir el número de horas presenciales y así conseguir reducir a su vez el tiempo de exposición, reducir la ratio profesor-alumno, proporcionar a los trabajadores equipos o material de protección, medidas periódicas de desinfección y limpieza de los centros, garantizar la presencia de jabones desinfectantes en las aulas y en zonas comunes de uso, articular medidas de distanciamiento social dentro de los centros, la no asistencia de alumnado o personal del centro con tos o fiebre, etc.

Finalmente, aunque aún se desconoce cuándo se determinará la vuelta a las aulas en los etapas de Infantil, Primaria, Secundaria y otras enseñanzas sí es un hecho la realización de la EBAU por lo que desde UGT solicitamos que estas medidas se articulen cuanto antes para ser capaces de garantizar un desarrollo de las pruebas que dé seguridad sanitaria tanto a los docentes que las van a llevar a cabo como al alumnado que participa en las mismas.