Ahora es el momento de una política con MAYÚSCULAS. Una política que dé garantías a la Educación Pública, dotándola de docentes, bajando las ratios, atendiendo a la diversidad, implementando recursos digitales y la formación de sus trabajadores.