Un 25 de noviembre más, recordamos la terrible realidad de la violencia machista.

Desde FeSP-UGT consideramos que el papel de las administraciones públicas es esencial para la prevención, detección y acompañamiento de las mujeres que han sido víctimas de violencia y sus hijos e hijas. Planteamos que la violencia machista no puede externalizarse a la gestión privada, que es necesaria una mayor coordinación entre las diferentes administraciones, y que la formación de las empleadas y empleados públicos es esencial.

Por eso este año, lanzamos la campaña: Contra la violencia machista; más que palabras. Porque como profesionales de los Servicios Públicos acompañar a las mujeres y responder ante la violencia machista es nuestra responsabilidad.

 OBJETIVOS:

– Denunciar la falta de coordinación ante las situaciones de violencia machista

– Reclamar una política pública que afronte de forma coordinada y eficaz la detección, prevención y atención de las víctimas de violencia machista.

– Defender la importancia de la gestión pública en violencia machista

– Reivindicar más formación y el papel de las empleadas y empleados públicos que deben dar respuesta a las víctimas de violencia machista.