¡VAYA COMIENZO DE CURSO!

Como todos los años por estas fechas siempre alguien tiene la feliz idea de poner negro negrísimo el comienzo escolar. A veces, las razones están sobradas, otras solo por incordiar, como cuando el clásico de futbol discurre con total limpieza y buen juego y alguno ve penalty o tarjetas rojas muy rojas.

 

Volviendo a nuestro terreno de juego, el educativo, esta vez ha habido alguna razón de peso, hay que reconocerlo… Lo del banco de recursos mal organizado o el novedoso calendario escolar de Cantabria son ya historia de la crítica educativa de nuestra región. En estos momentos nos encontramos con el Consejero del ramo cesado pero no dimitido, o dimitido pero no cesado, vamos como mezcla de las dos palabras: DINAMITADO. No es nuestro cometido si los suyos, los de su partido, han obrado bien o se han precipitado en la decisión. Si al sustituto, que por seguir con el símil futbolístico, lleva calentando por la banda dos semanas y ya ha hecho surcos de tantas vueltas, no acaba de configurar su equipo y no sale al terreno de juego… Sodercan, MARE, buffffff, me aburre, se acabó.

 

Nosotros somos un sindicato y nuestro cometido es velar por los intereses de los trabajadores e intentar mejorar sus condiciones laborales. Y en ese punto estábamos y medio lanzados íbamos porque el 6 de septiembre teníamos Mesa de la Concertada para tratar, como ya bien sabéis, algunos temas laborales relevantes que habían salido desde esta federación de enseñanza. Y llegó el día 6 y no hubo reunión.

 

¿Y ahora qué? Pues lo de siempre, volver a empezar otra vez, volver a explicar a otra gente nuestras reivindicaciones… y volver a decir a nuestros compañeros de los otros sindicatos que hay que seguir tirando del carro. Pero ese es nuestro cometido. Seguir, seguir y seguir. Esté quien esté.

 

Y ahora para redondear esta editorial podría terminar, en la linea de la comparación deportiva, aludiendo a Nadal o a Contador, referentes cercanos y de superación y éxito deportivo, finalizando mi escrito de forma “apoteósica”. Pero somos UGT y somos trabajadores de la Concertada. Y lo que conseguimos de logros laborales, nos cuesta un huevo y la yema del otro, con perdón por la expresión.

Así que voy a terminar con un recuerdo reciente que he vivido de una actuación de Pepe Viyuela, solo ante el público y con un fondo negro como escenario, que era para él el futuro…incierto.

Pues en su excelente y delirante interpretación para colocar en lo alto un candil, subiéndose a su famosa escalera,  se tropezaba,  se le doblaba la escalera,  se subía para atrás,  se caía,  lo volvía a intentar…. Así, de esa manera, con esfuerzo., contra viento y marea, contra los elementos, los compañeros liberados de UGT Enseñanza intentamos colocar nuestro candil de las reivindicaciones de los trabajadores en el lugar más alto al que llegamos…con todas las dificultades habidas y por haber…pero siempre, siempre, colocamos y somos luz de referencia, pese a quien le pese…

 

Se me olvidaba ( y no se os olvide), que antes de todo este tsunami educativo cántabro, FeSp UGT Enseñanza Privada Cantabria registró una serie de documentos en Consejería con nuestras peticiones. Si no han hecho una hoguera con todos los documentos pendientes, el nuevo consejero debería tenerlos encima de su mesa. En caso contrario, no pasa nada. Aquí guardamos copias.

 

Un saludo y feliz y deportivo comienzo de curso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies