Los funcionarios de carrera siguen teniendo pocas opciones para trasladarse de centro y poder conciliar su vida familiar y laboral. Por ese motivo y en cumplimiento de nuestro programa electoral, llevamos registrando varias peticiones formales para el establecimiento de un procedimiento autonómico de provisión de puestos para su ocupación temporal, por funcionarios de carrera, tradicionalmente conocido como “concursillo”.

Ese concursillo deberá garantizar, que durante la permanencia en el puesto obtenido, por el citado procedimiento, el funcionario conservará los mismos derechos que si se le hubiese concedido una comisión de servicios, por tanto, no perderá destino, antigüedad ni ningún otro derecho asociado.

La experiencia de otras comunidades que ya lo tienen en funcionamiento desde hace años, entre ellas Castilla y León, Extremadura, Aragón, etc., es positiva, tanto para los docentes, como para los propios centros, lo cual apoya una vez más la idoneidad de su puesta en marcha.

Es ahora el momento de volver a solicitarlo, al comprobar que tras la aprobación de las plantillas orgánicas en mesa sectorial, aunque suponen un incremento histórico, no  son suficientes para igualarse a las plantillas reales. Desde UGT entendemos que las comisiones de servicio no son la solución más adecuada a este problema. Desde el sector de Enseñanza de UGT en Cantabria creemos que cobra especial relevancia, en este momento, el poder implantar un sistema de movilidad, para los funcionarios de carrera, alternativo al del concurso de traslados y a las comisiones de servicio.

Nos consta que esta Consejería tenía en su hoja de ruta la implantación de este mecanismo, pero dado que se van a celebrar las elecciones autonómicas con un panorama incierto, desde UGT seguiremos insistiendo a esta u otra Administración Educativa que ponga en marcha este procedimiento.